Cómo evitar las lesiones durante la pretemporada

Con la pretemporada de futbol femenino calentándose, cada vez son más los equipos que han vuelto a los entrenamientos para prepararse para los próximos partidos de la liga. En esta histórica, y nada convencional, pretemporada, los equipos deben estar mejor preparados que nunca ante cualquier imprevisto que pueda ocurrir, especialmente durante los entrenamientos.

Es por eso que en Futmenina hemos contactado con Elena Peña, fisioterapeuta con más de 10 años de experiencia, para preparar una guía con los mejores consejos para evitar lesiones durante la pretemporada. Además, te contaremos qué hacer si has sufrido una lesión y deseas reintegrarte cuanto antes a los entrenamientos.

Como siempre, la mejor cura está en una buena prevención, por lo que también te contaremos un poco sobre como reducir las posibilidades de sufrir algunas de las lesiones más comunes durante los entrenamientos, tales como los esguinces, las luxaciones o las subluxaciones. Todos estos consejos tienen como objetivo mantener a las jugadoras en el mejor estado físico posible para mantener una competencia y una salud fuertes al momento del inicio de la liga.

Cómo actuar ante una lesión

Al momento de sufrir una lesión, lo más importante es actuar con rapidez para minimizar los efectos que ésta pueda ocasionar a largo plazo. Ante la mayoría de las lesiones, lo primero que veremos, en la mayoría de los casos, es la aplicación del método CRICER. Este método no es más que Crioterapia, Compresión, Elevación y Reposo, pensado para minimizar el daño causado por las lesiones más comunes.

Luego de haber sufrido una lesión, la primera pregunta que pasas por la mente de las jugadoras es, ¿cuándo puedo volver a la competición? Lamentablemente, la respuesta a esta pregunta no es tan sencilla como podría pensarse. Dependiendo del nivel de gravedad y del tipo de lesión, los tiempos de espera pueden variar desde las dos semanas, si hablamos de un esguince, o hasta un año si nos encontramos ante una rotura de ligamento.

Para saber más sobre los procedimientos al sufrir una lesión y los tiempos de espera para reincorporarse a los partidos, te recomendamos el siguiente artículo: Como actuar ante una lesión

Cómo minimizar las posibilidades de sufrir una lesión en el tobillo

Las lesiones en el tobillo son el tipo de lesión más común que sufren las jugadoras. A pesar de que parezcan leves, una lesión en el tobillo puede ser suficiente para mantener a una jugadora en la banca por un largo tiempo, especialmente si no se le presta la atención requerida.

Es pertinente mencionar que las lesiones en el tobillo no sólo son causadas por elementos externos, como una mala patada o una entrada violenta, sino que también pueden ser causadas por un calentamiento inadecuado o por la fatiga neuromuscular. Un correcto método de preparación físico, así como elementos como vendajes preventivos, suelen ser las claves para minimizar las posibilidades de sufrir lesiones en el tobillo.

Leer más: Cómo prevenir las lesiones de tobillo

Cómo prevenir las lesiones en las rodillas

Si hablamos de las piernas de una jugadora de fútbol, quizás la parte más importante, y casi la más propensa a sufrir lesiones, es la rodilla. Los ligamentos de la rodilla suelen esforzarse al máximo durante los entrenamientos y los partidos; este esfuerzo no viene sin un precio, y es que el desgaste aumenta las posibilidades de las lesiones como las luxaciones de rótula, tendinopatías e, incluso, las temidas roturas de meniscos.

Las mujeres tienen una predisposición mayor que los hombres de presentar genu valgo, por lo que las rodillas pueden tener más contacto entre ellas. Esta condición facilita las lesiones en las rodillas por encima de los hombres, por lo que es de especial importancia mantener una rutina de ejercicios adecuada para la salud de las rodillas.

Si quieres saber más sobre como prevenir lesiones en las rodillas, te recomendamos este enlace: Como prevenir las lesiones en las rodillas

Esperamos que este apartado te ayude al momento de regresar a los entrenamientos, especialmente luego de terminar con este largo período de confinamiento. Recuerda que lo mejor para cualquier lesión es la prevención, así como siempre tener presente una rutina de entrenamientos balanceada que no termine por debilitar en lugar de fortalecer tus músculos y ligamentos.

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Noticias relacionadas
Menú

Uso de cookies

En lo único que no nos diferenciamos de otros sitios webs en el uso de cookies para intentar mejorar. Si continúas navegando entendemos que nos echas una mano en la mejora aceptando nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies