El futbol femenino español se vuelca en la lucha contra el coronavirus

Cuando el fútbol se detuvo repentinamente a mediados de marzo, muchas futbolistas de la Liga Iberdrola no tuvieron más remedio que volver a sus casas y esperar la vuelta a los terrenos de juego para poder seguir ejerciendo su actividad profesional. Sin embargo, también son muchas las valientes que cogieron el pico y la pala y se pusieron en primera línea de combate.

A continuación, vamos a abordar algunos de los ejemplos más destacados que nos ha dejado esta cuarentena hasta la fecha, sin olvidar a todas aquellas que también están aportando su granito de arena, aunque su nombre no sea citado. Todas ellas son ejemplo de solidaridad ciudadana, de compañerismo y de respeto, valores muy importantes, protagonistas del fútbol moderno y que, como comprobaremos; se han logrado inculcar más allá de los terrenos de juego.

Ana Romero «Willy», la pionera

En primer lugar, estamos obligados a hablar de Ana Romero “Willy”. La sevillana, militante del Real Betis Féminas, licenciada en medicina y opositora al MIR; fue de las primeras en sumarse a la lucha contra el CoVid-19. Así, antes de que diese comienzo el confinamiento social en el que nos encontramos, la hispalense manifestó al Gobierno en redes sociales su voluntad de ayudar: “disponible para lo que haga falta, donde se me necesite” manifestaba en su cuenta personal de Twitter.

Su acto solidario se convirtió en pionero dentro del mundo del fútbol femenino, abriendo la puerta para que muchas más profesionales mostrasen públicamente su predisposición para contribuir a vencer al virus. Poco después pudimos ver que su club le permitió «aportar su granito de arena» para luchar contra la enfermedad.

El mensaje de Meseguer

Un ejemplo similar encontramos con Silvia Meseguer. La aragonesa, jugadora del Atlético de Madrid desde hace 7 temporadas e internacional absoluta, renunciaba este verano a sus compromisos con la selección española para poder estudiar el MIR. Una vez se dio esta situación tan excepcional en la que nos encontramos, cambió las botas por guantes y el balón por mascarillas; y se puso manos a la obra en el hospital de campaña IFEMA de Madrid. Además, aprovechó la situación para recalcar y dar importancia a la gran labor desempeñada por sus compañeros de profesión hasta el momento, y pedir al resto de la población que ayuden a los sanitarios quedándose en sus casas.

Lo que cuenta es la intención

Siguiendo en el campo de la medicina, nos vemos obligados a hablar de la polivalente delantera del combinado nacional Nahikari García, también estrella de la Real Sociedad. Cursando actualmente tercero de medicina, declaró querer ayudar en lo que se la necesite a pesar de que explicó que “en estos momentos no tengo las capacidades adecuadas para poder hacerlo” refiriéndose a esa carrera universitaria aún por finalizar. Sin embargo, afanada en su propósito, Nahikari expresó su voluntariedad de ayudar en lo que sea necesario porque “ahora mismo lo que más se necesita son manos que ayuden a sacar esto adelante”, demostrando su compromiso a nivel profesional y humano una vez más.

No todo van a ser jugadoras

Sin embargo, no son solo las protagonistas dentro del campo las únicas que han tenido que aparcar su vocación futbolera por la sanitaria. Como Iragartze Fernández, árbitra asistente en la Primera División Iberdrola, pero también enfermera en el Centro de Salud Rekalde de Bilbao, quién solía compaginar ambas pasiones y que ahora se ha visto en la obligación de enfundarse el traje de enfermera a jornada completa.

Iniciativas grupales

Si avanzamos un poco más, nos podemos poner a hablar del fútbol femenino como ámbito colectivo, donde una iniciativa reluce por encima del resto. El pasado 4 de abril, hasta un total de 41 futbolistas de Primera División lanzaron y se involucraron en un proyecto de ayuda en la lucha contra el Coronavirus. La web, www.juntasvenceremos.com, anima a hacer una donación con el objetivo de sumar la cifra de 20.000€ para comprar material sanitario y equipos de protección.

A la cabeza encontramos a Vicky Losada, capitana e icónica jugadora del F.C. Barcelona, quien tenía claro que quería sumar su granito de arena y, tras fijarse en el ejemplo del fútbol sala masculino y contactar con jugadoras de otros equipos; lideró y puso su empeño desde el primer momento en esta idea.

Además, una vez alcanzados dichos dígitos, se realizará un sorteo entre las personas que hayan realizado un donativo (también existe la posibilidad de realizar la aportación de manera anónima). El lote a repartir consistirá en camisetas, botas y material deportivo firmado por las futbolistas implicadas. En el momento de redacción, se han recaudado ya 9.505€ y se han incorporado al proyecto 8 futbolistas más, además de las fundadoras.

Estos días tan difíciles están sacando lo mejor de cada persona y de esta manera, hemos logrado ver el lado más solidario de nuestras futbolistas. Aunque se nos pueda hacer raro verlas alejadas del césped, asistiendo a enfermos en lugar de celebrando goles; es también motivo de alegría ver como todos somos personas y que estamos arrimando el hombro, dentro de nuestras posibilidades, para dejar en el recuerdo estos días.

Aun así, queda todavía mucho camino por recorrer. Es por ello que todos los ejemplos expuestos anteriormente tienen que ser vistos para que más gente se decida a ayudar: que sea el «empujoncito» de motivación que nos puede faltar y que dentro de poco podamos volver a estar disfrutando juntos de la emoción del fútbol femenino español.

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.
Noticias relacionadas
Menú

Uso de cookies

En lo único que no nos diferenciamos de otros sitios webs en el uso de cookies para intentar mejorar. Si continúas navegando entendemos que nos echas una mano en la mejora aceptando nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies